Comments (0)

Lifelines : Tomando acción hacia una infraestructura más resiliente

Los servicios de infraestructura contribuyen a nuestro bienestar y desarrollo de muchas maneras: pueden satisfacer las necesidades más básicas o facilitar ambiciosos emprendimientos en áreas como el comercio o la tecnología. Los servicios públicos tales como el agua, el saneamiento, la energía eléctrica, el transporte, y las telecomunicaciones se consideran universalmente esenciales para el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. La calidad y la adecuación de los servicios de infraestructura, sin embargo, varía mucho de un país a otro. Miles de personas, especialmente en las ciudades de rápido crecimiento en países de ingreso bajo y mediano, se enfrentan a las consecuencias de una infraestructura precaria, a menudo a un costo considerable. La insuficiencia en el financiamiento y el escaso mantenimiento son algunos de los factores que dan lugar a redes eléctricas poco confiables, sistemas de agua y saneamiento inadecuados, y redes de transporte sobrecargadas. Las amenazas naturales, desde inundaciones y ciclones, hasta terremotos y derrumbes, son un desafío para la fragilidad de estas redes de servicios. En este informe, Lifelines: Tomando acción hacia una infraestructura más resiliente, se examina la resiliencia de la infraestructura, es decir, la capacidad que ésta tiene para proporcionar los servicios que necesitan los usuarios durante y después de enfrentar una amenaza natural. A partir de una amplia gama de estudios de casos, análisis empíricos globales y ejercicios de modelización, este informe proporciona una estimación del impacto de los riesgos naturales en la infraestructura, considerando no solo los costos de reparación y reconstrucción. Sino también el efecto sobre los usuarios, desde los hogares hasta las cadenas de suministro internacionales. El informe recopila las opciones técnicas disponibles para fortalecer la infraestructura, incluidas las intervenciones en todas las redes y sistemas y las acciones para mejorar la capacidad de los usuarios para hacer frente a las interrupciones de los servicios. Así mismo, el informe demuestra el valor económico de construir una infraestructura más resiliente, a partir de los costos y beneficios de estas intervenciones. Este informe concluye con cinco recomendaciones concretas para hacer que la infraestructura sea más resiliente mediante una serie de acciones que pueden ser implementadas por los gobiernos, operadores, constructores o usuarios de infraestructura así como por la comunidad internacional. Estas acciones pueden mejorar la calidad de la infraestructura y, por lo tanto, contribuir a crear sociedades más resilientes y también más prósperas.
Author: Hallegatte, Stephane; Rentschler, Jun; Rozenberg, Julie
Language: Spanish
Pubished By: Banco Mundial
Pubished date: June 2019

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Comments

Do you have any question?